Daniel Eceizabarrena, 1º Premio Nacional de Fin de Carrera en la rama de ciencias

Daniel Eceizabarrena
  • El estudiante de doctorado de BCAM ha obtenido el primer puesto en matemáticas en estos premios otorgados a los estudiantes que han finalizado un grado universitario con mayor brillantez

Los Premios Nacionales de Fin de Carrera son los galardones oficiales más prestigiosos entregados por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, anualmente, a aquellos alumnos y alumnas que han terminado sus estudios universitarios con mayor brillantez. Los titulares de estos premios son reconocidos no únicamente como los mejores estudiantes de su titulación, sino como los mejores estudiantes de todo el territorio nacional en su rama de conocimiento: ciencias, ciencias de la salud, artes y humanidades, ciencias sociales y jurídicas o ingeniería y arquitectura.

El estudiante de doctorado de BCAM Daniel Eceizabarrena ha obtenido uno de los 9 primeros premios en la rama de ciencias de la última convocatoria de estos galardones, dirigida a los estudiantes que finalizaron sus estudios universitarios entre 2014 y 2015. Se convierte así en el graduado en Matemáticas con mejor puntuación gracias a la nota media que obtuvo durante sus estudios y a la valoración de méritos de su currículo.

Daniel se unió a BCAM en septiembre de 2016 como estudiante de doctorado en la línea de investigación de BCAM en Ondas lineales y no lineales, tras haber obtenido el Grado en Matemáticas en la Universidad del País Vasco (2015) y un Master en Matemáticas y Aplicaciones (2016) por la Universidad Autónoma de Madrid. Actualmente prepara su tesis doctoral sobre la interacción entre el efecto Talbot y la función no-diferenciable de Riemann bajo la supervisión del Profesor Luis Vega gracias a una beca FPU (referencia FPU15/03078) que le otorgó el Ministerio de Educación en la convocatoria de 2015.

Preguntado por lo que este logro significa para él, Daniel afirma que está muy contento porque supone “un reconocimiento al trabajo realizado”. Es consciente de que la diferencia entre los expedientes que se presentan a estos galardones es mínima y de que todos los participantes tienen méritos suficientes como para ganarlos, por lo que se siente “muy orgulloso” de haber conseguido el primer premio.